SER MADRE NO ES FÁCIL · Situaciones Difíciles, Expectativas y Realidades de mi Maternidad

Madrevivencias-Post-Ser-Madre-No-Es-Facil-Expectativa-Realidad-Maternidad

¡Hola, bienvenida a mi blog! Aprovecho la oportunidad para darte las gracias y transmitirte lo mucho que valoro que dediques un espacio de tu tiempo a leer mis vivencias.

En esta ocasión, escribo sobre un tema que me parece nos es común a todas las madres siendo algo que seguramente todas hemos experimentado y que, en algún momento de nuestro día a día, hemos pensado: ser madres no es fácil.

Pues sí, resulta ser que un buen día nos convertimos en madres y nuestra vida cambia por completo. Una abrupta e intensa mezcolanza de pensamientos y sentimientos se apoderan de nosotras como una rotunda confirmación de los efectos que este acontecimiento ocasiona en nuestras vidas.

Aparte del volcán emocional que se encuentra desarrollándose en nuestro interior, ese nuevo mundo de la maternidad que empezamos a vivenciar es el origen de múltiples y novedosas experiencias. Probablemente, creíamos estar preparadas para enfrentar muchas de esas experiencias y es posible que para algunas estuviésemos parcialmente preparadas.

Lo cierto es que una cosa es la teoría y otra la práctica, y seguramente para ciertas situaciones no nos encontrábamos tan preparadas o listas cómo pensábamos.

Y tarde o temprano varias de las ideas preconcebidas que albergábamos sobre la maternidad se difuminan en el lienzo de la realidad.

Puede ser que la aplicación de estas ideas no resultase tan fácil como pensábamos o no se llevan a cabo acorde a nuestras más altas expectativas. Entonces, llega el momento en el cual sentimos la necesidad de replantearnos esas ideas y decidir si seguimos un nuevo rumbo en nuestro camino como madres.

Todo lo anterior aunado a las exigencias propias de la maternidad (la atención total a nuestro bebé, las escasas horas de sueño, los múltiples temas por decidir, entre otros) es lo que en un momento dado nos hace darnos cuenta que SER MADRES NO ES FÁCIL.

Desde mi vivencia de madre reciente de un pequeño niño de 3 años, en este post comparto con ustedes 8 situaciones gracias a las cuales me di cuenta que ser mamá no es fácil.

Seguir leyendo…

Anuncios

Tiempo de Pantalla · Una de las cosas que dije que NUNCA haría cuando fuese Madre

Madrevivencias-Post-Tiempo-De-Pantalla

EL TEMA: ¿Qué dijiste que nunca harías?

Este post lo escribo sumándome a la iniciativa de los @PapásBlogueros porque me parece una excelente oportunidad para conocer y compartir con otros padres y madres de este mundo de la blogosfera en el que me he iniciado recientemente y, además, porque califica como un buen ejercicio de escritura que me ayuda a enfocarme en un tema concreto. Tengo varios escritos sin terminar en el horno y quiero sentir que he terminado alguno.

Apenas leí la propuesta del tema de la semana “¿Qué dijiste que nunca harías?”, pensé en ¿qué dijiste que nunca harías cuando fueses Madre? Es decir, lo relacioné automáticamente con la maternidad.

La respuesta a la pregunta llegó instantáneamente a mi mente, resaltada en negrita, subrayada y en mayúsculas… lo que yo dije que nunca haría cuando fuese madre (entre tantas otras cosas) es:

EXPONER A MI HIJO A VER LA TELEVISIÓN, USAR LA TABLETA Y/O VER VÍDEOS DESDE MUY PEQUEÑO (Mi idea era evitarlo hasta que tuviese varios años).

LA REALIDAD SOBRE EL TIEMPO DE PANTALLA

He descubierto que esto se conoce como Tiempo de Pantalla o Screen Time ¿La realidad? Pues no ha sido así. Cuando estaba de meses recurría a ponerle vídeos en la tableta para entretenerlo mientras le recortaba las uñas y también mientras lo dejaba en la cuna y yo intentaba bañarme en un tiempo récord de 5 ó 10 minutos, observándolo desde el baño por el monitor y a través del espejo del botiquín. Luego, le he puesto el televisor para mantenerlo entretenido mientras preparo el desayuno, el almuerzo o la cena porque, de otra manera, o demoraría mucho en preparar la comida o no terminaría de prepararla por la insistencia de mi pequeñito en estar con su madre. En este punto, aclaro que mi hijo es un torbellino y, a veces, la única manera de tranquilizarlo un poco es, precisamente, ponerle algo de tele e igual sigue dando vueltas por allí, como su padre y yo decimos: él tiene su agenda.

Confieso que muchas veces he sentido remordimientos de conciencia y se han manifestado en mí sentimientos de culpa por este tema. Algunas corrientes educativas y organizaciones relacionadas con la crianza recomiendan no exponer, o limitar al mínimo, el tiempo de pantalla para los niños pequeños.

Estoy segura de que los responsables de estos estudios lo hacen con las mejores intenciones y son muy precisos en sus investigaciones, pero cuando cuidas a un bebé durante todo el día, hay que ponerse creativa, ingeniárselas y, en algunos momentos, debemos recurrir a las herramientas que tenemos a nuestra disposición para entretenerlos, calmarlos o disponer de algo de tiempo para realizar las tareas de la vida diaria.

Sobre este tema, recuerdo una escena de la película Blade Runner en la cual se desarrollaba un diálogo entre los personajes interpretados por Harrison Ford y Sean Young. Harrison Ford le dice a Sean Young (una replicante) que “los replicantes son como cualquier otra máquina, pueden ser un beneficio o un peligro“.

Parafraseando, yo diría que la herramienta existe, en este caso la herramienta es la tecnología, depende de nosotros si la usamos a nuestro favor o en nuestra contra, positivamente o en negativamente.

 

CONCLUSIONES

Mis conclusiones sobre el tema:

  • Vivimos en una época en la cual la televisión, las tabletas, las computadoras y los teléfonos móviles son parte integral de nuestras vidas, es un poco iluso pensar que nuestros hijos no se verán expuestos a ellos tarde o temprano.  A los padres/madres que lo han logrado, me gustaría conocer su estrategia.
  • Soy bastante cuidadosa con los vídeos, series animadas y programas que le pongo a mi hijo. Selecciono programas o vídeos con dibujos y gráficos agradables a la vista, los que yo considero que tienen un buen diseño y una buena calidad de imagen.  Nada estruendosos ni chillones.  En ese sentido, me gustan los vídeos de Little Baby Bum (sitio en español), los pueden encontrar en varios idiomas, incluido el español, sus canciones son entretenidas. Mi hijo canta fragmentos de algunas de ellas y le gustan bastante.
  • Como todo en la vida, lo importante es el equilibrio y no irse a los extremos, para mí es crucial mantener el equilibrio entre el tiempo de pantalla, su tiempo de juegos a solas y el tiempo de juegos con mamá y papá o abuelos.

En definitiva, son vivencias propias de la maternidad, de cómo la visualizas antes de ser madre y de cómo la experimentas cuando eres madre.


¿Y ustedes, cómo manejan el tiempo de pantalla con sus hijos?

¡Gracias por leerme!

Abrazos,

Madrevivencias - Firma 2018 - Post

Actualización a Octubre 2018: mi hijo contaba con 1 año y 5 meses cuando escribí este post. Definitivamente, a pocos meses de cumplir sus 4 años el tema ha ido evolucionando, pero sigo manteniendo que es nuestra responsabilidad como padres establecer las pautas para una sana relación con la tecnología.


#ElTemaDeLaSemana

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera. Queremos saber un poco más de ti, y que sepáis más de cada uno de nosotros. Por eso propondremos un tema semanal sobre el que reflexionar brevemente en nuestros respectivos blogs y compartiéndolo en este carrousel para llegar a todas y todos.

Como Madre, ¿lo estoy haciendo bien?

Como Madre,¿lo estoy haciendo bien-

A veces, al final de mi día, cuando estoy durmiendo a mi pequeñito, empiezo a sentir esa sensación difusa e inquietante, a escuchar interiormente esa pregunta que surge de mi mente: ¿lo estoy haciendo bien? Una pregunta que seguramente muchas madres se plantean en un momento dado: ¿lo estoy haciendo bien?

Y rápidamente me contesto, antes de quedar atrapada en una espiral infinita de remordimiento y culpabilidad, que sí, que lo estoy haciendo bien.

Estoy cuidando, nutriendo y

amando diariamente a mi Pequeñito.

Quizá me cuestiono si lo estoy haciendo bien porque en algún momento del día perdí la paciencia, o me sentí agotada, o abrumada por todo aquello por realizar, pero poco a poco, voy aceptando la idea en mi mente (esa mente que no se detiene, que piensa, piensa, piensa y continúa pensando) que es normal sentirse así, se entiende, se comprende, puede ocurrir, lo importante es respirar profundo y continuar.

Por eso, yo te digo a ti madre, que dudas, que te reclamas internamente, que te sientes culpable por un sinnúmero de cosas, por esa lista interminable de ¿y si lo hiciese así? ¿Y si es mejor de esta otra manera? Que lo estás haciendo bien, lo más importante es que tus hijos se sientan amados, protegidos y seguros, que a partir de allí, todo lo demás está ganado.

Seguramente eres la Madre que ellos necesitan y ellos son los Hijos que tú necesitas. Ese es el Motivo por el cual se encuentran juntos en este viaje de la Vida.

Sigamos adelante, cada día lo haremos bien, lo haremos con nuestras mejores intenciones, con todo el Amor que podemos brindar y no olvidemos que además de Madres somos Seres Humanos (¡ciertamente, lo somos!) y podemos flaquear, desfallecer, sentirnos cansadas, impacientes, estresadas, pero la experiencia me ha enseñado que al final del día logras hacer lo importante, lo necesario, logras cuidar de tu pequeñito, de tu hogar, de tu trabajo, y cumplir con todo eso es una tarea demandante y abrumadora y aun así logras hacerlo y también disfrutas de algunos momentos de tranquilidad y, por sobre todo, de momentos entretenidos y felices.

ESO ES LA VIDA.

photo-1445090909078-0217954421ec

 

¡Sí, lo estoy haciendo bien!

Abrazos,

Madrevivencias - Firma - Post

 

¿Te has sentido así en algún momento de tu Camino de Ser Madre?

Estaré encantada de escuchar/leer tus experiencias.